Home Certificados Médicos Todo lo que necesitas saber sobre el ébola

Todo lo que necesitas saber sobre el ébola

606x340_277582

Muchos temen que esta rara enfermedad se convierta en una nueva epidemia. Sin embargo, lo recomendable es informarse y tomar leves precauciones hasta que la situación se estabilice.

Las estadísticas no son alentadoras. El 70% de las personas que contraen el virus del ébola mueren. Sin embargo, cada vez conocemos más casos sobre gente que se curó y sobrevivió. Estos casos nos dan esperanzas a que pronto se acabará «la fiebre» y se lograrán generar medicamentos adecuados.

Contagio

En primer lugar debemos saber que no es tan fácil contagiarse de este virus.  El riesgo se experimenta cuando se entra en contacto con fluidos corporales de una persona infectada. Si no tomamos las precauciones adecuadas de lavarnos bien las manos y desinfectarnos, es ahí cuando el riesgo incrementa. Con tan solo tocarnos una herida en la piel, tocarnos las fosas nasales o los ojos, se crea la posibilidad de que nos contagiemos.

El virus se reproduce rápidamente, infectando a múltiples tipos de células antes de que el sistema inmunológico reconozca la amenaza y comience a combatirla. Los síntomas que luego aparecen son: fiebre, dolor de garganta y cabeza, vómitos, dolor muscular y diarrea.

Precauciones

Las personas que realmente tienen que tomar precauciones son los trabajadores de la salud, como médicos y enfermeros, que tratan diariamente u ocasionalmente con pacientes infectados del virus. Por reglamento, ellos deben utilizar guantes, barbijos, batas de manga larga, etc.

Si vas a viajar y temes contraer el virus debes mantener la calma. La expansión del virus ha disminuido notablemente. Además, los casos de sobrevivientes son muy alentadores. Simplemente, se aconseja lavarse las manos con agua y jabón para evitar el contacto con fluidos.

Si mantenemos hábitos saludables de higiene, y mantenemos una dieta balanceada, nos protegemos del ébola, y de cualquier otro virus y bacteria que esté en el ambiente. Lo importante es mantener la calma y no entrar en pánico. La situación no es tan grave.