Con chocolate mejor

bombones

Seguro que todos hemos tenido un momento en que el estado de ánimo nos ha caído por el suelo,  pareciendo que no hay manera de levantar la cabeza. En estos momentos puede que uno se sienta perdido y no sepa qué hacer. Parecería que la mejor solución es quedarse en cama, pero aquí les ofrecemos una de mejor: comer chocolate.

No solo es una solución ofrecida por los golosos. Según un estudio realizado en la Universidad de California, el chocolate tiene flavonoides, esas sustancias con propiedades antioxidantes que ayudan a dilatar las arterias, mejorando su estado. Así se puede afirmar que el chocolate puro mejora la circulación sanguínea. Pero no solo eso, mejora el estado de ánimo hasta el punto que algunos lo llamen sustituto del amor. Este efecto se lo debemos a la estimulación que el chocolate produce sobre la segregación de la hormona serotonina. Ésta produce felicidad y bienestar, y es la misma que segregamos al enamorarnos o al comer chocolate del bueno.

Los beneficios de este alimento van más allá, también se le puede atribuir el beneficio de alargar la vida. ¿Cómo? También gracias a los flavonoides, siendo uno de los más estudiados el fenol. Como antioxidante natural, ayudar a reducir la oxidación de las células, haciendo así que su envejecimiento se retarde.

Otro efecto que encontramos en el chocolate es su potencial como euforizante. Esto se debe a otro compuesto que tiene, la feniletilamina, un antidepresivo natural. A parte, también es estimulante, ya que contiene teobromina. Ésta actúa de manera similar a la cafeína pero con una acción más suave. Estimula el cerebro, así como los músculos y el sistema nervioso central.

El consumo de chocolate también se proclama como beneficioso para el colesterol, para el control de peso (en caso de que sea puro y en medida), para tener una piel lisa, y como no, como dotarnos de un momento de placer culinario.

1 Comentario

Dejar respuesta